Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Museos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Museos de Castilla y León

Redes Sociales

Arquetas

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Abre una nueva ventanaExportar
  • Compartir

Fecha de inicio:

ArquetasMuseo de Palencia. Entre las piezas peculiares del Museo de Palencia se encuentran un par de arquetas, arquillas o cofrecillos, objetos propios del ajuar doméstico que pertenecen al capítulo de las artes decorativas. Destinadas...2017-06-08T16:07:00+010020170608T160700Z-1284733348826@jcyl.es1 de junio de 2017

Fecha de finalización:

30 de diciembre de 2017

Colectivo destinatario:

Todos los públicos.

Tipo de evento:

Cultura, Museos, Exposición, Colecciones, Conservación, Educación, Actividades culturales, Palencia

Entidad organizadora:

Junta de Castilla y León

Lugar de celebración:

Museo de Palencia, Junta de Castilla y León

Director: Francisco Javier Pérez Rodríguez

Plaza del Cordón, 1.. - C.P.: 34001 Palencia. Palencia España

979 752 328

Fax oficial979 700 599

http://www.museoscastillayleon.jcyl.es/museodepalencia

42.00954529897691 -4.535459876060486

Descripción:

Museo de Palencia. Entre las piezas peculiares del Museo de Palencia se encuentran un par de arquetas, arquillas o cofrecillos, objetos propios del ajuar doméstico que pertenecen al capítulo de las artes decorativas.

Destinadas en principio a guardar joyas u otros objetos especialmente apreciados, se fabricaban fundamentalmente en madera, con cubierta semicilíndrica o a dos aguas, reforzada con aplicaciones de metal, normalmente hierro, cincelado a veces, utililizado también para las asas y cerraduras, que a partir del siglo XVI se hacen más complejas.

A veces se forraban de cuero, labrado o liso, terciopelos y damascos, marfil, hueso o taracea, y en el siglo XVII y XVIII se fabricarán también ejemplares a base de conchas con incrustaciones de plata.

Aunque son un objeto presente ya en el mundo romano, en Europa las arquetas y cofres tal como los conocemos se documentan básicamente desde época gótica, formando parte todos ellos, con independencia de su tamaño, de la misma familia de mobiliario que los baúles, arcas o bargueños.

En general son pocos los objetos de este tipo que se han conservado debido al carácter perecedero de la madera, fundamentalmente procedentes de casas reales o nobiliarias, faltando los ejemplares del mueble más común.

También contribuye a esa rareza el carácter transportable de estas piezas, pocas veces conservadas en su lugar de fabricación.